Saltar al contenido

Ejercicios De Relajación Para Reducir El Estrés

30 enero, 2019

En algún momento de nuestras vidas todos hemos dicho “estoy muy estresada”. Esto se debe al estado de nerviosismo, ansiedad y tensión que se forma al responder a las demandas que provienen de las obligaciones adicionales, problemas de la vida cotidiana, de la familia, de la escuela o del trabajo. En seguida te dejo los ejercicios de relajación para reducir el estrés:

El yoga lleva a miles de miles practicándoles y logrando extraordinarios beneficios para la salud con la relajación, la respiración y una sucesión de posturas llamadas asanas. En estas líneas aspiramos solo a animarle a profundizar a interesarse por esta práctica.

Imagen relacionada

Debes aprender a respirar: es muy importante para comenzar con la relajación con resultados efectivos y rápidos. Se tiene que dedicar un amplio espacio para respirar, es ineludible de seguir los ejercicios de relajación.

Busca un lugar y haz una respiración relajante. Debes preparar un lugar tranquilo y cómodo: sin ruidos, ni interrupciones. Concéntrate unos cuantos minutos en la respiración.

Déjate llevar por ella silenciosa, profunda y lenta. Solo debes pensar en la respiración en 5  minutos, luego ensayas una respiración completa. Primero debes centrarte en la respiración abdominal, siente como el diafragma vas soltando suavemente al momento que inspiras.

Debes concentrarte en realizar una respiración muy relajada. Siente que respiras con tu cuerpo, siente que tus ojos respiras, tu frente, tú cara, respira con tus músculos, tu barriga, tus pulmones, tu garganta y tus órganos internos. Toma conciencia de que las células de tu cuerpo estén respiradas, más o menos debes hacer 10 minutos.

Imagen relacionada

Déjate llevar por la gravedad. Toma conciencia de tú cuerpo mientras vas respirando silenciosamente, profunda y lenta. Se consciente de las fuerzas de la gravedad la tierra atrae.

Deja que cada músculos de tus piernas, los pies, la espalda, la cabeza, los hombros, etc. Sea atraído por la gravedad, más o menos tres minutos.

Relaje los muslos, las piernas y los pies. Va dejando la respiración relajada y tu cuerpo y centre tu mente en las partes muy concretas, primeramente en los pies, en los dedos, uno a uno. Abandona cualquier tensión que tengas, relaja dedo a dedo, siente calor satisfactoriamente notas la relajación, la respiración, lentamente vas relajando los talones, los tobillos, las piernas y los pies.

No sigas hasta que haya desparecido cualquier signo de contracción muscular y esto tiene que durar seis minutos.

La relajación de los hombros, el pecho, la caja torácica, el vientre, el cuello y espalda. Sigue concentrándote en la relajación de cada musculo, relajándolo, sintiendo descanso y respiración. En situación es su estado natural, aleja de cada musculo la tensión, no existe la necesidad de tensión.

El cerebro ayuda a que cada musculo se recupere el estado natural en la posición de descanso. Cuando llega a la parte de la espalda concéntrate siente que se agranda y se ensancha, deje que el diafragma proporciones un mensajito suave al vientre al respirar, retira del cuello algún rigor que todavía hay, esto tiene que durar ocho minutos.

Relaje los brazos, las manos. Primeramente relaja los dedos, uno a uno de las dos manos. Pase a las palmas se tus manos, muñecas, antebrazos y ultimo a los brazos, por ocho minutos.

Relajación de la cara y la cabeza. Debes tomarte un tiempo muy especial para tu cabeza de manera muy detallista.

Comienza por la relajación de las mandíbulas, luego a los labios y ultimo a los labios. Relaja los músculos de los ojos, siente la frente grande, relajada; posteriormente relajas los pelos y el cuero cabelludo por seis minutos.

Relaja los órganos internos. Sienta tu respiración y relajación. Vas sintiéndote la unidad de tu cuerpo.  Viaja por tu cuerpo y mira que este correctamente relajado. Vas abandonando a tu cuerpo ya exactamente relajado, dejas que tu menta se recree con fotos placidas, la naturaleza, el cielo y el agua por dos minutos.

Usa el yoga para bajar de peso

Si, el yoga es bueno para adelgazar, de los varios modos de ejercicios físicos disponibles para ayudar a bajar de peso, los ejercicios de yoga juegan el papel más importante.

Esto es porque el yoga permite a todas las zonas del cuerpo hagan diversos movimientos y por eso, se baja de peso, esto está garantizado. Sabías que el mal funcionamientos de los órganos internos es que se sube de peso.

El yoga ayuda a los órganos a que funcionen correctamente.

Si se práctica regularmente el yoga ayudará significativamente a adelgazar o bajar de peso. Los problemas asociados con el mal funcionamientos de las glándulas ayudan a ganar peso.

 Pues el yoga ayuda a mejorar eso, y por lo tanto al hacer yoga uno puede estar muy seguro sé que adelgazara.

Las diferentes posturas del yoga son realizadas de acuerdo a las distintas posiciones, como estar parado de cabeza, parado de manos, colocado boca abajo, acostado recto, sentado, de pie y así de forma sucesivamente. Con estos ejercicios de yoga, cada zona del cuerpo está tratando de activarse y esto se asegura quemar las grasas que están almacenadas en diferentes zonas del cuerpo.

Las técnicas de meditación y respiración, que forman parte del yoga, también ayudan a adelgazar. Varias personas que sufren de asma también sufren de sobrepeso, esto es debido a la insuficiencia del flujo de energía y la inadecuada circulación de la sangre. Las técnicas de respiración ayudan a tratar el asma y también ayudan a adelgazar.

Resultado de imagen para ejercicios de relajacion para reducir el estres

Asimismo los problemas gástricos y de estreñimiento poseen un papel en el aumento de peso. Como el yoga ayuda a mejorar el flujo de energía y el flujo sanguíneo, los problemas gástricos y el extrañamiento mejoran dado paso a la posibilidad de bajar de peso.

El yoga no solo trata los síntomas, sino que también trata la raíz del problema y de tal forma el yoga es la opción ideal si se está buscando una forma rápida de adelgazar o bajar de peso.

Beneficios del yoga para adelgazar

Si se práctica el yoga de una forma continua, se logra un cuerpo en forma, esto es porque ayuda a moldear el cuerpo e impide subir de peso.

El yoga es un ejercicio completo, al ser completo ayuda a eliminar la grasa de las piernas, las caderas, los brazos, la barriga y el pecho.

También el yoga ayuda a aliviar los trastornos gástricos y el estreñimiento y por lo tanto elimina la grasa del abdomen.

La práctica del yoga ayuda a mejorar la función hepática, la digestión y además se forma el hábito de una dieta apropiada.

Si prácticas el yoga vas a adelgazar y a la misma vez ayudarás a mejorar la función cardiovascular y la circulación de la sangre.

El yoga kundalini o conocido como yoda de la energía, es de gran ayuda para adelgazar de forma rápida, esto es por sus poderosas técnicas.

Asimismo el yoga ayuda a mejorar la función de las glándulas lo que ayuda a adelgazar y mantener el cuerpo en forma.

El yoga también ayuda a tener consciencia de lo que se come. Esto ayuda a adelgazar, ya que uno opta por una dieta balanceada, evitando por completo los alimentos ricos en grasa y los alimentos chatarra.

Además el yoga alivia el estrés, es bastante útil en el tratamiento de hábitos alimenticios relacionados con la ansiedad y el estrés.

El sobrepeso es debido a dos razones: psicológicas y fisiológicas, pero eso es bien tratado por el yoga.

Muslos y caderas

Para ello uno debe pararse con los pies un poco junto y empezar a inhalar y elevar los brazos, posteriormente se procede a exhalar y doblarse hacia la parte de adelante desde las caderas y llevando las manos hasta el suelo. De nuevo se procede a inhalar y exhalar pero dando un paso con la pierna izquierda hacia la parte de atrás en modo de estocada y luego con la pierna derecha.

Brazos

Ponte boca abajo sobre una cama o colchoneta. Luego flexionar los brazos separando un poquito del piso. Recuerda mantener siempre la espalda bien recta, las palmas de las manos y los dedos de los pies son los puntos de apoyo. Posteriormente exhalas y apóyate sobre los codos y mantente en esa posición por unos cuantos segundos.

Espalda y abdomen

Ahora uno tiene que sentarse con las rodillas bien dobladas, los pies en el piso y las manos sobre la parte de los muslos. El torso bien recto y la cabeza en línea del cuerpo, luego inclinarse hacia la parte de atrás a cuarenta y cinco grados, levantar los pies pero asegurándose que estos estén rectitos al suelo.

Ahora vas a inhalar y extender los brazos y las piernas bien juntitas, al momento que sigues inhalando y exhalando el torso y las piernas tiene que formar una V muy amplia, luego se vuelve a exhalar y levantar nuevamente el torso y piernas.

Espalda baja

Coloca boca abajo en una colchoneta con las piernas y los pies juntitos y bien estirados, apoya las manos en el piso más o menos a la altura de las axilas, con los dedos apuntando hacia la parte de adelante. Los antebrazos deben estar perpendiculares al suelo, a los costados. La frente sobre el piso. Posteriormente vas a inhalar, deslizar la nariz por el piso y el mentón, llegando lo más lejos que se pueda, hasta que puedas sentir una ligera presión en la parte de la nuca. Sigue levantando la cabeza y también el pecho, usa solamente la fuerza de la espalda. Y por último vas a deslizar el mentón hacia la parte de atrás, hasta apoyar la nariz en el piso y luego la frente. Tienes que repetir tres veces.

Preguntas frecuentes

1.- ¿Qué hacer para manejar el estrés?

Para controlar el estrés, es  necesario que primeramente entiendas que hay cosas que no se pueden cambiar y que son parte de la realidad.

Debes evitar el contacto con personas toxicas o situaciones estresantes; cambia tú rutina y realiza ejercicios físicos.

Cambia tú visión de vida e intenta ser mucho más positivo.

Inspírate en cosas nuevas, sal haz ejercicios, únete a club de lectores, o practica algún deporte.

Duerme lo suficiente y comparte con tus seres más queridos.

2.- ¿Cómo se puede prevenir el estrés?

La mejor forma de eliminar el estrés es entendiendo que hay cosas que no peudes cambiar y aceptar algunas realidades.

Trata de tener más contacto continuo con la naturaleza, comparte con tus amigos, ten un tiempo aparatado para ti, leyendo un libro  o viendo una película. 

3.- ¿Cómo evitar engordar a causa del estrés?

Tomando infusiones o consumiendo cualquier tipo de frutas que controlen la ansiedad por comer, es una de las mejores alternativas para controlar la ansiedad por comer.

También es necesario que te distraigas un poco, lleva en tu bolso o cartera algunas frutas antioxidantes o frutos secos, para ingerir cuando tengas hambres.